Blog

Vender en la actualidad
Marketing

Vender en la actualidad

E-commercemillenials, influencersWeb, son palabras de lengua inglesa que se cuelan en nuestras conversaciones diarias, en los blogs y redes sociales que habitualmente leemos con nuestro ordenador, Tablet Smartphone. Un continuo uso de extranjerismos que hacen patente que vivimos en la era tecnológica, en plena transformación digital.

Surge el ecosistema de internet, y allí, formando una comunidad virtual, aparece también el mercado ¿y es acaso un mercado diferente inserto en una comunidad distinta? La respuesta es no. No hay nada ajeno a nosotros. El mundo virtual es una ampliación de nuestra propia realidad física.

En este ecosistema de internet se encuentra un mercado virtual cada día más grande en el que clientes y empresas encuentran grandes beneficios. Por el lado de la oferta, surge un nuevo entorno competitivo sin barreras y sin horarios, y por el lado de la demanda, los clientes encuentran ahorro de tiempo, comodidad, ofertas…

En este contexto podemos diferenciar tres grandes grupos de vendedores: aquellos innovadores que invierten tiempo y dinero en posicionar bien a su empresa en este nuevo entorno competitivo. Otros a los que les abruma el ecosistema de internet, que no tienen tiempo y que descartan las redes sociales bien porque nos las entienden, bien porque no les gustan y el último grupo, que se sube al carro de cualquier innovación tecnológica, que está presente en todas las redes sociales y genera mucho contenido diario al azar, sin trazar una estrategia previa.

El primer grupo de vendedores que está perfectamente actualizado y sigue un plan en redes, este es al que debe aspirar cualquier empresa que no quiera desaparecer. Entre el segundo y el tercer grupo apenas existe diferencia, ya que invertir tiempo y dinero sin trazar un plan previo es siempre contraproducente.

No basta con estar presente en la red. Es necesario disponer de todos los conocimientos, herramientas y técnicas para que nuestra presencia en el entorno virtual y las estrategias de marketing online que realicemos sean realmente efectivas y se conviertan en un verdadero valor para la empresa.

La estrategia de marketing online no debe basarse en estar presente en todas las redes sociales y generar contenido. Esta presencia y el contenido debe responder a una estrategia o plan, meditada y orientada a alcanzar nuestras metas.

Debemos, por tanto, trazar un plan de marketing digital, siguiendo las siguientes etapas:

En primer lugar, debemos definir los objetivos a alcanzar, así como, ordenarlos en función de su importancia y plazo de consecución.

En segundo lugar, analizar el mercado y nuestra empresa. Es importante recoger información para ser consciente de las nuevas tendencias y cambios del mercado. En este nuevo entorno digital las empresas se dividen entre rápidas y lentas al cambio, no entre pequeñas o grandes.

En tercer lugar, definir nuestro producto y nuestra oferta de valor. Se trata de establecer estrategias para hacer más atractivo nuestro producto, precio, calidad, ofertas y distribución.

En cuarto lugar, definir y analizar nuestra competencia, es decir, que tipo de empresa satisface las mismas necesidades que nosotros a nuestro mismo  público objetivo.

En quinto lugar, definir nuestro público objetivo, es decir, cual sería nuestro comprador ideal. Posteriormente nos acercaremos a él, a través de sus influenciadores o influencers.

Por último, debemos definir también en nuestro plan de marketing digital tanto su plazo de realización como su presupuesto.

Aplicando adecuadamente las estrategias de marketing digital sin duda nuestra presencia y buena reputación online traerán consigo altos beneficios a nuestra empresa.